Realidades: ‘Con Observa Bolivia hemos fortalecido la participación ciudadana de poblaciones históricamente excluidas’

A la izquierda, Tahí Abrego, directora de Realidades, junto a Maritza Valdez, del Observatorio de Derechos.

Un conjunto de 16 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) conformó una iniciativa ciudadana de observación electoral que promueve el ejercicio de los derechos políticos y electorales y profundiza la democracia.

Esta iniciativa, que debutó en las recientes elecciones, se denomina Observa Bolivia y cuenta entre sus aliados con la ONG Realidades, entidad cuyo campo de acción es Chuquisaca y que trabaja por la transformación de situaciones de desigualdad e injusticia, promoviendo el respeto y el ejercicio de los derechos humanos de los grupos de mayor vulnerabilidad.

El 18 de octubre, con el apoyo de 2.032 observadoras y observadores voluntarias y voluntarios, las 16 OSC examinaron de manera cualitativa la calidad de la jornada electoral bajo los principios de imparcialidad e independencia. La misión fue desarrollada en 1.133 mesas de sufragio de una muestra aleatoria, tanto en zonas rurales (55%) como urbanas (45%) del territorio nacional.

En esta entrevista, Tahí Abrego, directora de la ONG Realidades, evalúa la misión desarrollada por el equipo de Realidades y las y las observadores.

  • ¿Cómo se produjo la alianza entre Realidades y Observa Bolivia?, ¿qué las y los motivó a ser parte de ella?
  • Somos parte de la iniciativa Observa Bolivia a raíz de una invitación de IDEA Internacional, que a través de un mapeo de actores identificó a ONG Realidades por su labor en la promoción y defensa de derechos.
    Nos hemos sentido motivados porque vimos que era una buena forma de contribuir al logro de nuestros objetivos institucionales, ya que ONG Realidades es una institución que trabaja en la incidencia en políticas públicas para garantizar el ejercicio pleno de los derechos –principalmente de poblaciones prioritarias como son los jóvenes, las mujeres y los pueblos indígenas– a partir de la promoción de la participación ciudadana y el trabajo en red.
    Desde ONG Realidades, participamos en Observa Bolivia porque teníamos el objetivo de contribuir al fortalecimiento democrático y coadyuvar a recuperar la confianza por parte de la población en los procesos de elección democrática y transparente, a través del fortalecimiento de la participación ciudadana de las poblaciones con las que trabajamos: jóvenes de área urbana y rural y de poblaciones en situación de alta vulnerabilidad, como las mujeres y los pueblos indígenas originarios.  
  • ¿Cómo fue el proceso de reclutamiento y capacitación?, ¿hubo dificultades para sumar gente?
  • El proceso de reclutamiento de observadores se realizó a través de la coordinación con grupos de base y aliados estratégicos de ONG Realidades, como el Pueblo Guaraní, Yampara Suyu, la Sociedad Científica de estudiantes de Derecho de la Universidad San Francisco, entidades de derechos y organizaciones de voluntariado. Estrategia reforzada por medios comunicacionales difundidos en las zonas de las mesas electorales, por redes sociales y a través de medios de comunicación televisivos (ATB, Red Uno), radiales de alcance departamental (Radio Aclo, América y Encuentro) y prensa escrita (Correo del sur).
    La mayor dificultad de reclutamiento se produjo en comunidades rurales: El Dorado donde la mayoría de las personas interesadas que vivían en la zona contaban con filiación política partidaria. Y Huañoma, que además de tener un acceso difícil por la distancia y el estado de la carretera, la comunidad en asamblea general decidió no permitir que se realizara la observación electoral.
    Los capacitadores fueron miembros del equipo de Realidades, que una vez formados brindaron la capacitación teórico-práctica a las y los voluntarios a través de reuniones presenciales con pocas personas, y reuniones virtuales con el apoyo de la Guía de Observación Electoral.
  • ¿Qué retos representó la pandemia para el desarrollo de la iniciativa?
    Entre los retos enfrentados a raíz de la pandemia, podemos mencionar: una mayor dificultad para el reclutamiento de observadores en los recintos que se encuentran en comunidades rurales dispersas y de difícil acceso; la dificultad de realizar el envió de las guías de observación electoral y materiales de bioseguridad, distintivos y credenciales a los voluntarios del área rural, por las restricciones de transporte interprovincial; el realizar las capacitaciones a través de medios virtuales como Zoom ya que varios lugares del área rural no cuentan con una señal estable de internet.
  • ¿Cuáles son resultados de la experiencia con las poblaciones de las zonas donde intervienen?, ¿qué expectativas tenían y qué piensan ahora?
  • En el municipio de Sucre, la participación de las y los observadores electorales fue diversa ya que se contó con voluntarios/as de diferentes grupos etarios, además de diferentes sectores de la población como estudiantes universitarios, personas con diversidad sexual o de género, profesores y jóvenes de las zonas de los recintos electorales. En el municipio de Tarabuco y la comunidad de Santa Rosa las y los observadores que participaron son parte de Yampara Suyu y el Pueblo Guaraní respectivamente. Es importante señalar que dentro del grupo de observadores el porcentaje de participación de mujeres fue mayor.
    La presencia de los observadores electorales en los recintos en general fue positiva. Las expectativas manifestadas al inicio del proceso por las y los observadores fueron alcanzadas de manera positiva, toda vez que los mismos buscaban coadyuvar al desarrollo de un proceso electoral transparente y con alta participación ciudadana.
  • ¿Cuánto y cómo aporta esta experiencia al ejercicio de los derechos humanos y electorales, y a la democracia?
  • Desde ONG Realidades consideramos que esta experiencia aporta al ejercicio de la participación ciudadana juvenil y de poblaciones en situación de histórica exclusión como los pueblos indígenas originarios y población GLBTI, y permite recuperar la confianza de la ciudadanía en los procesos electorales democráticos, fortaleciendo tanto el ejercicio democrático al voto como la consolidación de procesos democráticos electorales altamente participativos, que contribuyen a elegir a autoridades en procesos de votación democráticos, transparentes y pacíficos. 
  • ¿Cuáles diría que son los logros y dificultades de esta misión?
  • Desde ONG Realidades consideramos que los principales logros de la misión son: el haber contribuido a desarrollar una importante experiencia de observación electoral nacional que logró visibilizar el normal desarrollo de las elecciones generales desde la mirada de la población; lograr el fortalecimiento de la participación ciudadana de poblaciones históricamente excluidas: mujeres, jóvenes, pueblos indígenas originarios campesinos y población GLBTI.
    Las principales dificultades de la misión que se constituyen en retos fueron: la falta de conocimiento de la población sobre qué es la observación electoral y la limitada información en lenguas originarias sobre el tema; la limitada información con la que contaban los notarios y jurados electorales sobre la observación electoral principalmente en áreas rurales, situación reflejada en el hecho de que comunidades rurales menos comunicadas como Huañoma no permitieran que se desarrolle la misión.

Observa Bolivia cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) e IDEA Internacional.