PAIS VIVE: ‘Uno de los mayores logros de Observa Bolivia es la participación activa de jóvenes en el proceso electoral’

PAIS VIVE Bolivia es una organización de la sociedad civil cuyo propósito es apoyar la participación activa de los ciudadanos y las ciudadanas, en especial de jóvenes, mujeres y pueblos indígenas, en la toma de decisiones. Por esta razón, se constituía era un aliado vital para Observa Bolivia desde el departamento de Oruro.

En total, son 16 las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que conforman la iniciativa de observación electoral ciudadana Observa Bolivia.

El 18 de octubre, con el apoyo de 2.032 observadoras y observadores voluntarias y voluntarios, las 16 OSC examinaron de manera cualitativa la calidad de la jornada electoral bajo los principios de imparcialidad e independencia. La misión fue desarrollada en 1.133 mesas de sufragio de una muestra aleatoria, tanto en zonas rurales (55%) como urbanas (45%) del territorio nacional.

Hernán Quispe, coordinador del proyecto PAIS VIVE, afirma que fueron arduos, pero de mucha satisfacción los meses de trabajo para llevar a cabo la misión, que tenía por finalidad promover la participación de la sociedad civil en el proceso electoral y, así, profundizar la democracia.

Carlos Choque, responsable de la capacitación para el proceso en PAIS VIVE, comparte en esta entrevista cuál fue el camino recorrido, cómo fue la experiencia y los aprendizajes que ésta les dejó.

Un grupo de voluntarias y voluntarios para la observación electoral en Oruro, junto a Carlos Choque (der.).
  • ¿Qué les motivó a ser parte de Observa Bolivia y cómo se produjo la alianza institucional?
  • La propuesta se gesta a partir de identificar a PAIS VIVE como una organización que se encuentra en alianza con otras organizaciones de la sociedad civil que trabajan en aspectos de profundización de la democracia y la toma de decisiones. Y el principal motivo es, precisamente, ser parte del fortalecimiento democrático.
  • ¿Cómo fue el proceso de reclutamiento y capacitación, tropezaron con dificultades para sumar gente? ¿Y a quiénes eligieron como capacitadores?
  • El proceso de reclutamiento se desarrolló en coordinación con las organizaciones sociales, organizaciones juveniles y de la sociedad civil, y mediante una convocatoria haciendo uso de las redes sociales. La principal dificultad que tuvimos que enfrentar fueron las condiciones restrictivas emergentes debido a la pandemia del COVI-19.
    Los capacitadores fueron compañeros que ya trabajaron en procesos democráticos dentro la universidad y las organizaciones sociales.
  • Identifica a la pandemia como una dificultad, ¿qué retos representó esto para el desarrollo de la iniciativa de pare de PAIS VIVE?
  • Sobre todo, las condiciones restrictivas en cuanto a la movilidad y a las horas de actividad laboral dispuestas por las autoridades, y el tener que adecuarnos a un sistema de educación y formación virtual.
  • ¿Cuáles son resultados de la experiencia con las poblaciones de las zonas o grupos donde intervienen?, ¿qué expectativas tenían y qué piensan ahora?
  • Tenemos un resultado positivo en el trabajo con poblaciones del área rural, en algunos de los casos los observadores fueron nombrados por autoridades originarias, lo que permite un mayor grado de compromiso de los observadores con la misión.
  • ¿Cuánto y cómo aporta esta experiencia al ejercicio de los derechos humanos y electorales, y a la democracia?
  • El aporte es de alta importancia, porque brinda credibilidad al proceso electoral.
  • ¿Cuáles diría que son los logros y dificultades de esta misión?
  • Sin duda, uno de los mayores logros es la participación activa de jóvenes en el proceso electoral. Además, se consiguió que se comprenda lo fundamental que es la democracia para solución de los conflictos políticos. Y obtuvimos el compromiso de autoridades originarias para ser parte del proceso electoral.
    En cuento a las dificultades, faltó mejor coordinación con el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para la identificación de las y los observadores. Y hubo casos en que faltó compresión sobre el rol del observador por parte de algunos notarios electorales, confundiendo su misión con la de un guía electoral.

Observa Bolivia cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) e IDEA Internacional.