Observa Bolivia fortalece los derechos ciudadanos y permitirá mejoras en el proceso electoral

Los presidentes de los tribunales electorales de Oruro, La Paz y Chuquisaca evaluaron los alcances de la misión de Observa Bolivia y coincidieron en que esta iniciativa de observación electoral ciudadana fortalece la democracia y los derechos políticos y electorales. Asimismo, esperan que los informes sobre la misión de observación permitan aplicar ajustes y mejoras en los futuros procesos electorales.

El 18 de octubre reciente, día en que se celebraron las elecciones nacionales, Observa Bolivia marcó un hito en la historia de la democracia del país. Las 16 Organizaciones de la Sociedad Civil que conforman esta iniciativa consiguieron que 2.032 observadores y observadoras realizaran tareas de observación electoral en una muestra representativa de 1.133 mesas de sufragio: 45% en áreas urbanas y 55% en áreas rurales del territorio nacional.

El objetivo de la misión de observación nacional era examinar de manera cualitativa e independiente la calidad de la jornada electoral, es decir que se respetaran las normas, la transparencia del proceso y el cumplimiento de los derechos políticos y electorales de la ciudadanía. Con ese fin, las y los observadores aplicaron una guía de observación electoral y llenaron un formulario en base a 32 indicadores.

Toda esta información alimentó una base de datos, y un primer informe preliminar fue entregado el 19 de octubre al presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero. El informe final está en elaboración y será público próximamente. El documento incluirá conclusiones y recomendaciones para futuros procesos electorales y también será presentado a las autoridades del Órgano Electoral Plurinacional (OEP).

“Me parece una excelente iniciativa en el sentido de convocar a la ciudadanía para que se organice y desde la sociedad civil hacer observación al proceso electoral”, afirma Iver Pereira, presidente del Tribunal Electoral Departamental (TED) de Oruro. “La sociedad debe empoderarse de este tipo de iniciativas para construir una mejor democracia. El TED está abierto a todo y es importante que nos hagan llegar las críticas, esa retroalimentación es vital”, complementa la autoridad.

El titular del TED de La Paz, Fran Jiménez, recuerda que el voto en Bolivia es obligatorio, por tanto, es un deber. Pero este deber –dice– viene también acompañado de derechos. Uno de ellos es el derecho a observar el sufragio.

“Cuando las organizaciones de la sociedad civil se organizan lo denominamos control social. Esto está en la Constitución Política del Estado y es muy favorable. La política del órgano electoral es la transparencia y es importante que los observadores desarrollen todas sus actividades porque así nos pueden hacer conocer nuestras deficiencias”, reflexiona Jiménez.

La autoridad afirma que este tipo de iniciativas le otorga a la población confianza en los procesos electorales y, en consecuencia, seguridad jurídica.

“Mientras más ojos vean el proceso, mejor. Esa es nuestra política”, sostiene por su parte el titular del TED de Chuquisaca, Wilfredo Cervantes. La autoridad electoral considera que “en la medida en que haya mayor observación y mayores miradas desde distintos ángulos de la sociedad civil organizada, tendrá más valor la construcción de la democracia, sobre todo la transparencia de los procesos”.

Sugerencias para el futuro

Las autoridades entrevistadas no solo afirmaron que aceptarán con mucha apertura las conclusiones y recomendaciones de Observa Bolivia, sino que también hicieron sugerencias para mejorar la misión de Observa Bolivia en futuros procesos electorales.

Una primera idea coincidente es que se pueden y se deben mejorar los niveles de coordinación, tanto con el TSE como con los TED, lo que ayudaría a facilitar las tareas de las y los observadores.

“Es bueno que conozcamos a detalle los alcances de la misión para que puedan trabajar con mayor efectividad, la política del TED Chuquisaca es totalmente abierta, lo que pidan le damos a todos, a las organizaciones políticas y a las misiones de observadores”, dice Wilfredo Cervantes.

Por otra parte, el titular del TED Oruro y su par de Chuquisaca consideran que la observación debería alcanzar también al cómputo oficial.

Finalmente, los tres ven importante que la ciudadanía conozca y haga suya la iniciativa. “La mirada de la gente es que no hay una práctica de observación nacional y sí una internacional, creo que podemos mejorar eso con una mayor socialización”, afirma Iver Pereira.

En esa misma línea, Franz Jiménez considera “necesario” que la población se informe de la misión de los “observadores nacionales como lo hacen de los internacionales. Un observador internacional no está sobre el nacional todos tiene las mismas prerrogativa y condiciones”.