Herencia: ‘Nuestra apuesta por promover la participación ciudadana nos alió a Observa Bolivia’

Al centro, Juan Fernando Reyes, director de Herencia. A la izquierda, Sissy Bello, coordinadora para Cobija del monitoreo de elecciones.

Herencia es una Organización No Gubernamental (ONG) que, desde 1997, impulsa el desarrollo sostenible de la Amazonía boliviana junto a las comunidades y las organizaciones locales de la región. Sus líneas de acción comprenden también el apoyo a la participación ciudadana en diversos ámbitos, razón por la que decidió sumarse a la iniciativa de observación electoral Observa Bolivia, protagonizada por 16 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC).

El 18 de octubre, con el apoyo de 2.032 observadoras y observadores voluntarias y voluntarios, las 16 OSC examinaron de manera cualitativa la calidad de la jornada electoral bajo los principios de imparcialidad e independencia. La misión fue desarrollada en 1.133 mesas de sufragio de una muestra aleatoria, tanto en zonas rurales (55%) como urbanas (45%) del territorio nacional.

Juan Fernando Reyes, director de la Fundación Herencia, evalúa la misión desarrollada por Herencia y por Observa Bolivia, desde la organización hasta la ejecución de las tareas de observación electoral durante la jornada de votación. Valora, además, que gracias a este ejercicio, un nuevo grupo de personas se sumó al equipo de voluntariado de esta ONG.

  • ¿Cómo se produjo la alianza con Observa Bolivia y qué les motivó a ser parte de la iniciativa?
  • Una de las principales líneas de acción de Herencia es la de apoyo a la participación ciudadana. Por eso, cuando IDEA Internacional nos invitó a participar en este proyecto de monitoreo de las Elecciones Generales 2020 aceptamos inmediatamente, sobre todo porque esto implica mejorar la transparencia pública sobre la gestión de un evento tan importante para la población como son las elecciones nacionales.
  • ¿Cómo fue el proceso de reclutamiento y capacitación?, ¿hubo dificultades para sumar gente?
  • Trabajamos en dos frentes: el ámbito urbano (la ciudad de Cobija) y el ámbito rural. Para el reclutamiento en el área urbana fue muy importante la alianza con el Área de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad Amazónica de Pando, de la que provinieron la mayor parte de las y los voluntarios y, por otra parte, de jóvenes allegados a funcionarios de Herencia que también contribuyeron. Para el área rural, se coordinó la selección de observadoras y observadores con las organizaciones de las comunidades escogidas para la observación electoral.
  • ¿Qué retos representó la pandemia para el desarrollo de la iniciativa?
  • La pandemia nos obligó a realizar las capacitaciones en pequeños grupos manteniendo la distancia correspondiente entre las y los voluntarios. Esto implicó más capacitaciones y por tanto más tiempo y más costos.
  • ¿Cuáles son resultados de la experiencia con las poblaciones de las zonas donde intervienen?, ¿qué expectativas tenían y qué piensan ahora?
  • En el ámbito urbano, esta experiencia nos ha permitido incorporar gente nueva al trabajo de voluntariado que realiza nuestra institución, ya que todos los voluntarios que participaron de la experiencia de monitoreo de las elecciones han mostrado gran voluntad de servicio.
  • ¿Cuánto y cómo aporta esta experiencia al ejercicio de los derechos humanos y electorales, y, en consecuencia, a la democracia?
  • Después de las frustradas elecciones de 2019 era importante recuperar la confianza en el sistema electoral de Bolivia. En este sentido ha sido importante el aporte del proyecto para mejorar la transparencia y la confianza de la gente en la realización de las elecciones generales de este año. Por otra parte, nos ha permitido formar gente nueva animada a brindar servicios de voluntariado a la sociedad pandina.
  • ¿Cuáles diría que son los logros y dificultades de esta misión?
  • Yo diría que los principales logros fueron el haber tenido como “Observa Bolivia” un alcance nacional y haber trabajado en el monitoreo tanto urbano como rural, en una muestra de tamaño importante. Las principales dificultades se han dado sobre todo en el ámbito rural donde se ha desnudado la realidad de las precarias comunicaciones y el dificultoso acceso caminero a muchas comunidades campesinas e indígenas.

Observa Bolivia cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) e IDEA Internacional.