CPMGA: ‘La veeduría nacional de los procesos electorales es indispensable y da garantía de transparencia’

Carla Gutiérrez, durante una entrevista radiofónica en la que explicó los alcances de Observa Bolivia.

El Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza (CPMGA) — una institución de desarrollo social que trabaja en El Alto desde 1983, promoviendo la igualdad y la equidad entre hombres y mujeres — es una de las 16 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que se alió a la iniciativa de observación electoral ciudadana Observa Bolivia.

El 18 de octubre, con el apoyo de 2.032 observadoras y observadores voluntarias y voluntarios, las 16 OSC examinaron de manera cualitativa la calidad de la jornada electoral bajo los principios de imparcialidad e independencia. La misión fue desarrollada en 1.133 mesas de sufragio de una muestra aleatoria, tanto en zonas rurales (55%) como urbanas (45%) del territorio nacional.

En esta entrevista, la directora ejecutiva del CPMGA, Carla Gutiérrez, explica qué les motivó a formar parte de la iniciativa, cuál fue el camino recorrido, cómo fue la experiencia y los aprendizajes que ésta les dejó.

  • ¿Cómo se produjo la alianza con Observa Bolivia y qué las y los motivó a ser parte de ella?
  • La alianza se realizó a partir de una invitación de Elizabeth Morató (consultora de IDEA Internacional) quien conocía nuestro trabajo. El CPMGA tiene como uno de sus principios lograr la democracia plural y paritaria. Realizar tareas de control y vigilancia electoral, considerando que casi el 50% de la población votante somos mujeres, era importante para nosotros como un aporte para velar por la transparencia del proceso electoral desde nuestro territorio de intervención. Fue, además, muy interesante hacer este trabajo junto a otras instituciones de la sociedad civil.
  • ¿Cómo les fue en el proceso de reclutamiento y capacitación de las y los observadores?, ¿tropezaron con dificultades?
  • El reclutamiento se realizó con base en la población con la que trabajamos, invitaciones a universidades públicas y privadas de la ciudad de El Alto y por convocatoria en redes sociales. La capacitación se hizo por grupos a través de ZOOM, de manera virtual, con las facilitadoras formadas en el tema y respetando la metodología y herramientas facilitadas por IDEA internacional.
    Las dificultades estuvieron principalmente en obtener la no militancia de las personas que quisieron participar como voluntarias, hemos recibido más de 500 solicitudes para ser parte del proceso, sin embargo al momento de verificar su militancia quedamos con 80 personas por lo que debimos abrir nuevamente el proceso de reclutamiento a fin de alcanzar al número de voluntarios comprometidos para el trabajo en las ciudades de El Alto y Viacha.
    Los capacitadores fueron miembros de nuestro equipo técnico, sin embargo sumamos más equipo al requerido para apoyar al desarrollo de la acción. La formación que se ha recibido ha sido replicada a todo el personal del CPMGA, pues ésta ha sido una prioridad institucional para nosotras.
  • ¿Qué retos representó la pandemia para el desarrollo de la iniciativa?
  • La formación en línea. Esto ha representado un reto habiendo sido necesario lograr el compromiso de las y los voluntarios a no abandonar los procesos de formación. A eso se suma el cuidado en la aplicación de medidas de bioseguridad, que han requerido tareas de supervisión por parte de un equipo adicional del CPMGA para la cobertura en los 14 recintos asignados.
  • ¿Cuáles son resultados de la experiencia con las poblaciones de las zonas donde intervienen?, ¿qué expectativas tenían y qué piensan ahora?
  • Hemos tenido una experiencia exitosa en la implementación de la observación, se ha llevado adelante un proceso tranquilo. El acceso a algunas zonas de trabajo, en especial las más alejadas, ha sido aceptado debido a que el CPMGA tiene reconocimiento en el territorio y, por tanto, han felicitado la iniciativa.
    Sobre la población que ha participado como voluntaria, han sido conscientes de la importancia en su rol en el proceso electoral y consideran que su trabajo ha sido relevante para fortalecer la democracia en el país.
  • ¿Cuánto y cómo aporta esta experiencia al ejercicio de los derechos humanos y electorales, y a la democracia?
  • Consideramos que es una acción indispensable, que debe hacerse frecuente en los procesos electorales, pues brinda las garantías necesarias para llevar adelante procesos electorales con transparencia en todo el territorio nacional. La importancia de la veeduría en los mismos hace partícipe a la ciudadanía.
  • ¿Cuáles diría que son los logros y dificultades de esta misión?
  • Entre los logros podemos citar que se ha tenido participación activa, principalmente de jóvenes interesadas/os en realizar la observación ciudadana. Esto nos muestra, en general, el interés de esta población en aportar a la democracia en el país.
    Por otra parte, se ha logrado el compromiso necesario para llevar adelante un proceso serio durante la jornada electoral con participación activa de la población.
    Asimismo, hemos brindado garantía de que en los recintos asignados no ha habido mayores problemas para llevar adelante elecciones democráticas en nuestro país, después de un proceso tan sensible como el de 2019. Y finalmente, hemos ratificado la voluntad democrática de la ciudadanía.
    Entre las dificultades podemos mencionar el registro que hacen los partidos políticos de personas de manera indiscriminada. Esto ha perjudicado el proceso de reclutamiento. Y hubo otras dificultades de orden logístico y operativo, pero han sido subsanados oportunamente.

Observa Bolivia cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) e IDEA Internacional.