Coordinadora de la Mujer: ‘Observa Bolivia logró articular a grandes e importantes actores de la sociedad civil’

La Coordinadora de la Mujer es una red feminista que articula a instituciones, organizaciones, colectivos diversos y plurales y a otras redes para incidir –desde lo político y social y con un enfoque interseccional– en el logro de la igualdad de género.

Mónica Novillo, directora de la Coordinadora de la Mujer, (der) junto a Carolina Florú, Oficial de Programas de IDEA Internacional, en la presentación del Informe Preliminar de Observa Bolivia.

Como antigua aliada de IDEA Internacional, la Coordinadora de la Mujer se sumó a la iniciativa ciudadana de observación electoral Observa Bolivia para vigilar el cumplimiento de la normativa a fin de garantizar la inclusión y participación de las mujeres en todo el ciclo electoral, como garantía del ejercicio de sus derechos y como un mecanismo para mejorar la participación de la sociedad civil en los procesos de esta naturaleza.

Mónica Novillo, directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, explica los alcances de la misión desarrollada por esta institución, los logros de la labor desarrollada y sus expectativas para futuros procesos electorales.

Novillo junto al presidente del TSE, Salvador Romero, en la presentación del Informe Preliminar de Observa Bolivia.

¿Cómo se produjo la alianza entre la Coordinadora de la Muer y Observa Bolivia?, ¿qué las y los motivó a ser parte de esta iniciativa?

— Observa Bolivia es una iniciativa lidera por IDEA Internacional, con la que la Coordinadora de la Mujer tiene una larga historia de trabajo colaborativo continuo, estamos hablando de aproximadamente 13 años. Podríamos decir que se trata de una alianza natural porque venimos trabajando juntas sobre todo en temas electorales, para promover la participación de las mujeres en espacios políticos. En ese contexto, Observa Bolivia, como un proceso de observación electoral ciudadana nacional, nos propuso ser parte de esta coalición para impulsar este esfuerzo. En ese mismo marco, la Coordinadora de la Mujer propuso que Observa Bolivia elabore también un informe específico de la temática de género.

¿Cómo aporta la Coordinadora de la Mujer a los objetivos de la iniciativa de observación local?

— La Coordinadora de la Mujer es una red de instituciones que promueven los derechos de las mujeres a nivel nacional y que tiene como una ventaja su gran alcance y su llegada a diferentes puntos del país a través de sus entidades afiliadas. Adicionalmente, tenemos una larga experiencia en articular campañas comunicacionales de alto impacto, porque somos una institución con credibilidad y nuestro posicionamiento es reconocido por otras entidades y medios de comunicación, y eso contribuye a visibilizar las acciones y las iniciativas a las que nos sumamos; por eso priorizamos los espacios y las temáticas en las que nos involucramos y comprometemos.
En el caso de Observa Bolivia, dado nuestro trabajo de seguimiento a la inclusión de las mujeres en temas de participación en el proceso electoral, no solo como candidatas sino como electoras, pero sobre todo por la inclusión de las temáticas de interés de la agenda política de las mujeres, se hacía como natural que también participemos en este proceso. Un aporte importante de la Coordinadora de la Mujer es, justamente, la visión clara que tiene sobre democracia paritaria, la participación política de las mujeres y la igualdad de género.

¿Cuánto y cómo impacta esta experiencia ciudadana en el ejercicio de los derechos humanos y electorales, en particular de la mujer, y en general a la democracia?

—  Una de las ideas que tenemos como Coordinadora de la Mujer es asegurar que una observación de estas características –una observación del proceso electoral desde la sociedad civil, con perspectiva de igualdad de género y de democracia paritaria– se constituya en un proceso sostenido. De lo que se trata es de institucionalizar el proceso de observación electoral local e involucrar a otros actores en este esfuerzo, sobre todo a las instituciones afiliadas a nuestra red para contribuir al proceso electoral. Nosotras somos conscientes del rol que juega la sociedad civil para asegurar transparencia y credibilidad al proceso electoral y sobre todo para que no se pongan en duda los resultados, lo que representa un riesgo con consecuencias nefastas como las que vimos el año pasado. 
Esta labor es fundamental para devolverle confianza a la ciudadana, asegurar transparencia e involucrar a la sociedad civil en estos procesos.
Segundo, como somos una institución que trabaja en la promoción y defensa de los derechos humanos, los derechos electorales y particularmente los derechos de las mujeres, estar involucradas en un proceso como el que ha sido Observa Bolivia –promoviendo una visión desde el derecho ciudadano a supervisar los procesos electorales, a vigilar la presencia de las mujeres en las listas electorales y a vigilar el rol que debe jugar el Órgano Electoral para asegurar que se cumplen los estándares internacionales de derechos humanos y de democracia– es fundamental.
Estamos convencidas de que la democracia se fortalece en la medida en que se fortalece también el involucramiento y el interés de la sociedad civil, y la democracia como la tenemos en la normativa, es decir intercultural y paritaria, se va a fortalecer también en la medida en que las mujeres se vean reflejadas en estos procesos de forma incluyente.

  • ¿Cuáles diría que son los logros y dificultades de esta misión?

Podemos señalar varios logros en el proceso de Observa Bolivia. Uno es contar con un documento que se constituye en evidencia de un análisis ecuánime y sin sesgo político. Un logo inicial fue el haber contado con un Informe Preliminar del ciclo electoral (entregado al TSE el 19 de octubre) y contar ahora con un Informe Final que es, precisamente, esta evidencia, que se ha ido construyendo en varias etapas del proceso electoral y que ha involucrado a importantes organizaciones y redes de la sociedad civil del país. A su vez, éstas se han visibilizado como una iniciativa ciudadana de observación electoral y eso le da respaldo al proceso electoral y a la democracia en general, no solo a la jornada de votación.
Debemos promover más iniciativas de este tipo porque de lo que se trata es de devolverle a la población la confianza en los procesos electorales y fortalecer la democracia.
Es importante destacar también como logros el haber articulado a grandes e importantes actores de la sociedad civil, la visibilidad en los medios de comunicación, el reconocimiento del Órgano Electoral sobre la existencia de esta iniciativa y también la visibilidad de parte de otras misiones de observación. En general, pese a ciertas dificultades como la resistencia a algunos observadores y observadores en algunos lugares, podemos dar cuenta de más logros que inconvenientes.
Una dificultad identificada por nuestra organización fue la falta de acceso a la información en algunas áreas, que nos fue ofrecida y, sin embargo, al requerirla hubo obstáculos para que nos la compartan.
En cuanto a las elecciones subnacionales, creemos que debemos asegurar que se desarrollen procesos similares de observación electoral, no solo para examinar la jornada, sino otros indicadores como el de medios de comunicación y redes sociales.

Observa Bolivia cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) e IDEA Internacional.