CEADL: ‘La gente se ha empoderado del derecho civil a la observación electoral’

Fernando Pizarro, con miembros del equipo del CEADL en La Paz, durante la distribución del material de Observa Bolivia.

El Centro de Estudios y Apoyo al Desarrollo Local (CEADL) es una organización sin fines de lucro conformada por personas individuales y organizaciones de juventudes, mujeres y pueblos indígenas que participan de forma organizada, democrática y equitativa en diversos espacios sociopolíticos para el ejercicio de sus derechos humanos y ciudadanos.

El CEADL es una de las 16 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que se alió a la iniciativa de observación electoral ciudadana Observa Bolivia, siendo su campo de acción el departamento de La Paz.

El 18 de octubre, con el apoyo de 2.032 observadoras y observadores voluntarias y voluntarios, las 16 OSC examinaron de manera cualitativa la calidad de la jornada electoral bajo los principios de imparcialidad e independencia. La misión fue desarrollada en 1.133 mesas de sufragio de una muestra aleatoria, tanto en zonas rurales (55%) como urbanas (45%) del territorio nacional.

Fernando Pizarro Alcázar, vocero del CEADL, destaca en esta entrevista el nivel de participación y compromiso demostrado por las y los observadores en representación de la sociedad civil en el reciente proceso electoral. Considera a ésta como la mayor ganancia de la iniciativa y adelanta que muchas y muchos desean repetir la experiencia.

  • ¿Cómo se produjo la alianza con Observa Bolivia y qué las y los motivó a ser parte de ella?
  • Toda actividad que tenga como objetivo el ejercicio de los derechos civiles de la población, específicamente de la juventud, es importante para el Centro de Estudios Apoyo al Desarrollo Local (CEADL), es por eso que hubo un alto interés en participar de la iniciativa ciudadana de observación electoral Observa Bolivia, junto a IDEA Internacional, en las Elecciones Generales 2020.
  • ¿Cómo fue el proceso de reclutamiento y capacitación?, ¿hubo dificultades para sumar gente?
  • El proceso de reclutamiento en el área rural ha sido efectuando mediante contacto con líderes sociales y personas destacadas de las provincias, a través de ellos pudimos reclutar a la ciudadanía interesada en realizar la observación. En el área urbana, tomamos contacto con universidades y con otras entidades de la sociedad civil, principalmente con la gente que tiene o haya tenido algún contacto con quien destaque en el desarrollo de este tipo de actividades.
    El equipo de capacitadores y capacitadores ha sido conformado por personas con experiencia en formación y gente que sostenía alguna relación importante con el CEADL. Evidentemente, hubo algún tipo de inconvenientes por el tema de la pandemia; sin embargo, estos inconvenientes han sabido salvarse a través del uso de aplicativos, plataformas y redes sociales virtuales cómo el Zoom como el Meet, YouTube y WhatsApp, para efectuar las capacitaciones a las y los posibles observadores.
    Los capacitadores han sido, la mayoría, personas con experiencia en el tema de formación, principalmente en el área de derechos civiles y de derechos humanos; ellos y ellas han participado en la capacitación impartida por IDEA Internacional para que, a su vez, repliquen formación con los observadores y observadoras de las elecciones de octubre de 2020.
  • ¿Qué retos representó la pandemia para el desarrollo de la iniciativa?
  • La pandemia, indudablemente, influyó mucho en los procesos de capacitación, porque estamos acostumbrados a un sistema presencial de formación; sin embargo, con el uso de las plataformas virtuales ya mencionadas se recurrió a estas herramientas alternativas para salvar esta esta situación.
  • ¿Cuáles son resultados de la experiencia con las poblaciones de las zonas donde intervienen?, ¿qué expectativas tenían y qué piensan ahora?
  • El principal resultado, uno positivo, es que la gente se ha empoderado del derecho civil a la observación electoral y a ha visto que puede desempeñar un rol importante en un proceso electoral; de esta forma, el resultado deriva en una elección limpia, transparente, legal y legítima.
    Por otro lado, un resultado importante es el aprendizaje que tuvimos todos y todas, lo explicaré mejor: nosotros no esperábamos que la población responda de la manera en que lo hizo. Hemos visto, por ejemplo, que para el reporte de la información registrada en las guías electorales prefirieron utilizar la aplicación en lugar del call center; en nuestro criterio pensábamos que podía haber sido al revés, pero nos dimos cuenta de que el uso de la aplicación era bastante amigable. Tuvimos una cantidad importante de minisimulacros, yo diría que en un número de siete u ocho, en el uso de la aplicación y el call center, y de esta forma la gente vio que el uso de la App era relativamente fácil, se perdió el miedo al uso de la tecnología para hacer su reporte. Consideraos que eso es bastante importante.
  • ¿Cuánto y cómo aporta esta experiencia al ejercicio de los derechos humanos y electorales, y a la democracia?
  • Para la sociedad civil, esta experiencia es fundamentalmente importante, porque se ha dado cuenta de que puede ser parte de una elección nacional, pero desde un punto de vista imparcial, neutral, objetivo y que su participación no debería estar supeditada o sometida al registro o a la pertenencia a alguna militancia política. El hecho de solicitarles un registro de no militancia política les hizo darse cuenta de que pueden ejercer el derecho civil de observación electoral sin ninguna adscripción. Entonces ese resultado también es importante para considerar.
  • ¿Cuáles diría que son los logros y dificultades de esta misión?
  • Dentro de los logros, considero que uno a destacar es el empoderamiento que se le ha dado al observador y observadora electoral como representante de la sociedad civil en el ejercicio de este derecho; es decir, se le ha dado participación al ciudadano común, al ciudadano de calle, para que pueda realizar un control importante en las elecciones de octubre de 2020. De esta manera, difundiendo esta actividad, el resto de la población, su entorno, su familia, sus amigos pueden sentir cierta legitimidad sobre el resultado de los comicios; pueden considerar que la observación electoral, como derecho ciudadano, puede ser realizada por personas comunes, personas de a pie.
    Entre las dificultades notamos que las guía de observación estaban elaboradas con un nivel muy académico, si bien nosotros contamos con estudiantes de algunas carreras o inclusive gente profesional, esta no es la única población dentro de las y los observadores; por ello, hubiese sido interesante que se hagan diferentes tipos de guías de observación electoral, en función de la población a la que se pretendía llegar.
    Otra dificultad indudablemente fue la pandemia y las medidas de distanciamiento y restricción. Otra ha sido hacer entender a la población que puede participar en este tipo de actividades sin ningún temor, mucha gente ya está interesada, muy interesada, en participar en los en las elecciones subnacionales, pues ya se siente capaz con las tareas de observación desarrolladas.

Observa Bolivia cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) e IDEA Internacional.