Casa de la Mujer: ‘Ser parte de Observa Bolivia nos permitió conocer la fuerza que hay en la juventud’

Al centro, Miriam Suárez, flanqueada por seis voluntarios y voluntarias que realizaron las tareas de observación el 18 de octubre.

Un grupo de 16 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), reunidas en torno a la iniciativa de observación electoral ciudadana Observa Bolivia, protagonizaron, el 18 de octubre, una inédita misión de veeduría nacional.

Una de las aliadas en territorio cruceño fue la Casa de la Mujer, una asociación civil feminista sin fines de lucro que contribuye al empoderamiento de las niñas, adolescentes y mujeres, así como el ejercicio de los derechos humanos, el respeto a los pueblos indígenas y a las diversidades sexuales y genéricas.

El día de las elecciones nacionales, las 16 OSC examinaron de manera cualitativa la jornada electoral bajo los principios de imparcialidad e independencia. La misión, que contó con el apoyo de 2.032 observadoras y observadores voluntarias y voluntarios, se desarrolló en 1.133 mesas de sufragio de una muestra aleatoria, tanto en zonas rurales (55%) como urbanas (45%) del territorio nacional.

En esta entrevista, la directora ejecutiva de la Casa de la Mujer, Miriam Suarez Vargas, relata detalles de la experiencia, sus alcances, logros y dificultades.

  • ¿Cómo se produjo la alianza entre la Casa de la Mujer y Observa Bolivia y qué les motivó a ser parte de esta iniciativa?
  • Fue la compañera Elizabeth Morató (consultora de IDEA Internacional) quien visitó Casa de la Mujer y nos informó de la posibilidad de poner en marcha una iniciativa ciudadana de observación electoral. Enseguida manifestamos nuestro interés de participar y recordar prácticas pasadas de las cuales fuimos parte con el concurso de cerca de 1.000 jóvenes desplegados en todo el departamento de Santa Cruz y nos propusimos elaborar una propuesta para postularnos como probable participante en la iniciativa actual. Nos alegra unirnos a las iniciativas que promueven la profundización de la democracia como marco de los derechos humanos.
  • ¿Cómo fue el proceso de reclutamiento y capacitación?, ¿hubo dificultades para sumar gente?
  • El contexto político es de una fragilidad de alto riesgo, particularmente en Santa Cruz, la polarización es muy peligrosa entre quienes condenan al Movimiento Al Socialismo y buscan desterrarlo del escenario político y posicionar a los denominados “nuevos líderes”, que de nuevo poco tienen, son representantes de los grupos económicos del departamento quienes históricamente actuaron como sujetos políticos defensores de sus intereses; este contexto y la falta de información hace que los jóvenes sientan temor y desconfianza, lo que dificultó el reclutamiento de los voluntarios y voluntarias.
    En lo que se refiere a la capacitación, ciertamente, fueron espacios muy ricos, hablar con las y los voluntarios personalmente permitió el dialogo amigable y se conoció las expectativas, los sentimientos y los temores, fue el mejor momento para conocer, de primera mano, la fuerza que hay en la juventud.
    Los capacitadores fuimos Miriam Suárez Vargas y Osvaldo Hurtado Medrano, capacitados por IDEA internacional.
  • ¿Qué retos representó la pandemia para el desarrollo de la iniciativa?
  • Este fue un aspecto importante, vencer los miedos a la propagación del COVID-19. En ese sentido, Casa de la Mujer cuenta con un protocolo de bioseguridad, además, con recursos del proyecto, se adquirió todos los instrumentos para la bioseguridad que se distribuyeron a las/os reclutadoras/es y a las/os voluntarios. No obstante, los resultados son satisfactorios para ellas/os fundamentalmente, se han constituido en un Plataforma de Jóvenes Profesionales que se juntan para ofertar sus servicios a bajo costo y de calidad.
  • ¿Cuáles son resultados de la experiencia con las poblaciones de las zonas donde intervienen?, ¿qué expectativas tenían y qué piensan ahora?
  • De satisfacción, de querer seguir trabajando, esa es la pena, se quedan con las expectativas de continuar.
  • ¿Cuánto y cómo aporta esta experiencia al ejercicio de los derechos humanos y electorales, y a la democracia?
  • En muchos aspectos, la ciudadanía debe empezar a comprender que el derecho político a sufragar debe ser considerado con la misma jerarquía de cualquier otro derecho y que, además, éstos se vinculan de modo complementario e integral, por lo tanto, aportan al ejercicio de los derechos humanos y a la democracia, entendida como la posibilidad de vivir en armonía y respeto, sin discriminaciones de ninguna clase.
  • ¿Cuáles diría que son los logros y dificultades de esta misión?
  • Entre los logros podemos mencionar: obtener el reconocimiento y legitimidad por un trabajo ejecutado con respeto y responsabilidad ciudadana, donde cada observador/a aportó entendiendo que el éxito del ejercicio dependía de su actitud y compromiso con el proceso electoral y el derecho de la ciudadanía a elegir a sus gobernantes.
    En Casa de la Mujer todas y todos los integrantes nos dividimos las zonas de la observación para estar atentas/os, cuidando la no confrontación y estar preparadas/os para pedir ayuda del TED, protegiendo a las y los observadores, sin involucrarnos en su labor. Eso es un logro de equipo, se trabajó toda la jornada, fue un logro institucional.
    Y entre las dificultades: pocos recursos, lo que hizo que el acompañamiento a los observadores haya sido escaso o tacaño, como decimos en Santa Cruz.
    La temperatura y el sol fueron muy altos, como nunca, eso agotó a las y los observadores, reclutadores, coordinadores y a todos.

Observa Bolivia cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) e IDEA Internacional.